DIEZ AÑOS DE CBR

jueves, 4 de agosto de 2022

'Who You Really Are' (by Carol)

Freddie Dilevi
Freddie Dilevi dándolo todo en el Espinafest (foto: Carol Prada)



Recordaré el verano de 2022 como ese en el que todo el mundo estaba de vacaciones menos yo. Como ese que parecía la antesala del Apocalipsis (temperaturas infernales, incendios, guerras, inflación, desastres varios). Como ese en el que no dormí ni una noche más de 5 horas seguidas, y no precisamente por andar de farra. Pero también porque fue aquel en que el viento empezó a soplar a mi favor, en el que me apoderé de mi tiempo y en el que me llevé grandes alegrías musicales. 

Para empezar, por fin pude ver a Serrat en directo, en la que se supone será su gira de despedida de los escenarios. Mi primera vez con uso de razón, porque mi madre asegura que estuve en un concierto suyo cuando tenía tres años, y tendré que creérmelo. 

Además, pasé un fin de semana brutal en la primera edición -¡y confío en que haya muchas más!- del Espinafest, un año más tarde de lo previsto a causa, como no, de la pandemia. De esos tres días de rocanrol en El Bierzo surgieron magníficos descubrimientos, como La Perra Blanco y, muy especialmente, Freddie Dilevi

jueves, 21 de julio de 2022

'Tu perrito librepensador' (by Manu)



En un momento indeterminado entre 2009 o 2010 llegó a mí “Tu perrito librepensador” de Single de una manera casual, como surgen esas amistades que perduran en el tiempo o ciertos amores pasionales: inesperados, sin hacer ruido, como el que no quiere la cosa, pero con una conectividad a prueba de bombas.

Haciendo memoria no soy capaz de precisar el instante exacto en el que los descubrí. Quizá fue en alguno de esos canales musicales que todavía resistían en la TDT, buceando por el zapping en alguna madrugada insomne o tal vez en algún programa de Radio 3. Me inclino más por la primera opción. Es una pena, con la vorágine de los tiempos, la sobreinformación, la saturación de contenidos: canciones, libros, series, posts, tuits, reels o stories… no seamos capaces de retener esas pequeñas epifanías cotidianas que dan sentido a nuestra biografía emocional. A menudo recordamos el primer beso, el primer amor, el primer polvo, el primer desengaño… ¿qué pasa con el descubrimiento de las canciones que ponen la banda sonora a esos momentos? Afortunadamente sus ondas sónicas perviven y hacen vibrar nuestros resortes, sin importar el paso de los años.

jueves, 19 de mayo de 2022

'Chaise Longue' (by Isa)




Venga, para que veáis que me he tomado en serio el propósito de este año (aunque sea en mayo) de escuchar música actual y hacer por descubrir nuevos grupos, nuevos temas y nuevas CBR, hoy os traigo una canción modernísima, eso sí tumbadica en la chaise-longue. Que aunque moderna, una tiene una edad.

La tonadilla que nos ocupa hoy es todo un producto musical del siglo XXI, tema debut del disco debut de un dúo que se ha hecho famoso en Internet. Es más, primero fue el éxito en Youtube y en las redes, en junio del año pasado (2021), y luego el lanzamiento del disco ya este año. Así se hacen las cosas ahora, señores. Y si lo piensan, se parece mucho a cómo se hacían a principios de los 60's cuando el pop cambió la forma en que se veía el mundo, a golpe de single.

Las Wet Leg me cautivaron en cuanto las escuché. Me las descubrieron hace unos meses en uno de estos grupos de WhatsApp de amigos que son mis prescriptores de tendencias musicales, cinematográficas y seriéfilas. Desde aquí os doy las gracias, especialmente a Fer, que es el que más se lo curra. La primera canción que les escuché no fue esta,  sino 'Wet Dream' ("I've never seen anything so obscene"), una muestra cojonuda del empoderamiento femenino que se gastan las nuevas generaciones. Pero 'Chaise Longue' merece el protagonismo de esta entrada por méritos propios y su buenrollismo sin paliativos. Escuchad y mirad, no me digáis que no es frenéticamente contagiosa:

domingo, 24 de abril de 2022

'Voyage, Voyage' (by Carol)

Desireless
Desireless, reina de la música de coches de choque



Existe un cierto género musical que solo conocemos las personas de una determinada generación que hemos echado rato en las pistas de coches de choque de las ferias locales. No es, ni más ni menos, que "música de coches de choque". Por ejemplo: cualquier tema de Modern Talking.

'Voyage, Voyage' también es música de coches de choque. Me retrotrae automáticamente a la infancia en los 80, cuando llegaban las fiestas patronales, nuestros padres nos daban unos durillos extra y nos los gastábamos en fichas.