miércoles, 20 de junio de 2018

Good vibrations (by Isa)


Por fin ha llegado el calorcete ¡¡Hurra!! Sé que hay mucha gente que se quejará porque no soporta los calores... y sé que muchos de los que andan ahora quejándose del sol hace dos días lo hacían por la lluvia y la rasca. Hay gente que no está contenta con nada. Pero yo sí. Yo estoy encantada de que por fin hayan subido las temperaturas, que haya podido sacar mis vestiditos ligeros y mis sandalias para dejar al aire mis carnes y mis pinreles :-) ¿que queréis que os diga? que el sol, la luz y el calor (en su justa medida- que es la de ahora-) me dan muy buen rollo, lo que en inglés se llama good vibrations.

Está clarinete que si hay un canción veraniega y buen rollera a partes iguales es este temón de los Beach Boys, un hit hippy surfero de lo más molón. A estas alturas, 'Good Vibrations' es una de las composiciones más representativas de los californianos y desde luego todo un clásico, pero en el momento que se lanzó (en 1966) fue toda una revolución con una producción de los más innovadora y que marcó un antes y un después en la historia del rock y que ha influido decisivamente en numerosos grupos posteriores. A mí, desde luego me pone en órbita.

viernes, 8 de junio de 2018

'Girl You Know It's True' (by Carol)

milli-vanilli
Rob Pilatus y Fab Morvan en su época rompecorazones

En 1989, estos dos mozalbetes decoraban las carpetas y paredes de habitaciones de adolescentes de todo el mundo. A los millennials seguro que sus caras no os dicen nada, pero a los viejunos del lugar sí.

¿Y por qué me he acordado de Milli Vanilli? Pues he pensado que era un grupo muy apropiado para estos tiempos de falsedades y plagios variados y en los que nos la meten doblada sin parar. Y aparte, porque 'Girl You Know It's True' es un absoluto CBR. Eso es así.

lunes, 28 de mayo de 2018

A veces se enciende (by Isa)


El Último de la Fila es mi grupo español favorito. Bueno, la verdad es que es mi grupo favorito. Sin más. Es del único del que tengo todos sus discos, algunos en diferente formato. Como cuenta Carol en este excelente post sobre ese gran himno agitaconciencias que es 'Insurrección' (dame mi alma y déjame en paz), recuerdo con amargura el momento en que Manolo García y Quimi Portet anunciaron la disolución de la banda, y cuando me di cuenta de que la cosa iba en serio y que no habría marcha atrás no pude evitar llorar con nostalgia por todas esas canciones muertas antes de nacer y que nunca iba a escuchar.

Puede resultar raro que EUDLF haya salido tan pocas veces en CBR (solo una vez más con 'Cuando el mar te tenga') estando en la cúspide de mi ranking musical pero es que son tantas las canciones que me emocionan del grupo que me aturullo, soy incapaz de decidirme por ninguna en concreto y al final desisto y lo dejo. Ahora mismo, mientras escribo esto aún estoy dudando si elegir una canción u otra. De hecho, ya he cambiado de título varias veces…

jueves, 17 de mayo de 2018

'Mama's Fallen Angel' (by Jose A. Plaza)

mamas-fallen-angel
Poison: las lentejuelas del glam metal

Hace justo ahora 30 años, cuando yo tenía seis, Poison publicó su segundo disco de estudio, Open Up and Say… Ahh! El disco, de 1988, incluía mi canción favorita de estos estadounidenses: 'Mama's Fallen Angel'. Poison, gente estrafalaria de indumentaria donde la haya, son una banda de Pensilvania. Hacen glam metal (rollo Docken, Ratt, Hanoi Rocks, Cinderella…), pero vamos, para entendernos y sub-etiquetas al margen, tocan una suerte de heavy metal que quizá sea más hard rock.

viernes, 11 de mayo de 2018

'I Want Your Love' (by Carol)

i-want-your-love
Wendy y sus muchachos aceptando el papel de segundones

A finales de los 80, todas las niñas -y, seguramente, algún que otro niño- queríamos ser Wendy James, la cantante de Transvision Vamp. Especialmente si, como era mi caso, te parecías más a Dawn, la protagonista gafotas de 'Bienvenidos a la casa de muñecas' (una de mis pelis favoritas ever, por cierto), que a Wendy James. Rubia, sexy, con estilo y actitud, echada p'alante, al frente de una banda molona... ¡Cómo no admirarla!