lunes, 26 de septiembre de 2016

'Happy Together' (by Sebas Puchal)

Inauguramos los lunes buenrolleros, con un grande entre los grandes del bloguerismo musical: Sebas Puchal. Todo un honor:

Mi particular "banda sonora de la felicidad" ha ido ampliándose estos últimos años gracias a CBR, también he descubierto que el concepto de "buen rollo" es muy distinto según quién y qué momento. Todo vale, el regodeo por la (aparentemente) simple melodía, la rabia desatada, el optimismo desmedido, los cantos al amor más puro... y por qué no, la melancolía. Decía Víctor Hugo que “la melancolía es la felicidad de estar triste”. Es cierto, la melancolía sin memoria no es posible, una canción puede despertar el recuerdo de un amor del pasado, así como el olor de un guiso nos puede transportar a la infancia, la nostalgia es una felicidad triste. Se tiene nostalgia por algo que crees que te hizo feliz, que crees que te hacía estar completo, que parece perfecto... así siento yo "Happy Together"... intentaré ser breve...

The Turtles fueron una de tantas bandas de pop rock nacidas en Los Ángeles a mediados de los 60, siguiendo la estela de The Byrds comienzan su andadura haciendo versiones folk con un tema de Bob Dylan, sin entrar en muchos detalles diré que su fórmula se agotó pronto y a principios de 1967 varios miembros han desertado y al combo se le agotan las ideas para reinventarse. Es en ese momento cuando les cae del cielo "Happy Together", un tema optimista donde los haya, de melodía simple y limpia y un estribillo más que pegadizo (después de escucharlo es difícil de sacártelo de la cabeza), con él The Turtles comienzan una nueva etapa, recuperando auto estima, popularidad y fe en la industria.

jueves, 15 de septiembre de 2016

‘Nørgaard’ (by Carol)

Norgaard

Será que aún me invaden los espíritus de los borrachines y libertinos dioses antiguos, o que todavía conservo el aura zen de mis últimos días de vacaciones mediterráneas. Estoy en “modo placeres sencillos”, y quizá por eso me ha venido a la cabeza ‘Nørgaard’, fantástico artefacto pop de ¡1 minuto 38 segundos! Rápida, directa y divertida. Hoy no puedo pedir más.

viernes, 9 de septiembre de 2016

'Walking on sunshine' (by Isa)


He tenido que mirar y remirar varias veces entre los posts publicados en los más de cinco años de vida los el blog, porque no me podía creer que este tema no estuviera ya en CBR... pero lo cierto es que no está. Increíble pero cierto. Así que ahora mismo de dispongo a enmendar el atropello que supone la ausencia de una de las canciones más buenrolleras de la historia de la música, una imprescindible en cualquier antología que recoja canciones de esas que suben la moral: 'Walking on sunshine'.

Hacía bastante (que sé yo ¿un par de meses?) que no escuchaba 'Walking on sunshine' y el otro día seleccioné una lista de Spotify elaborada por una amiga tuitera, @Beronikes (probablemente, lo más valioso con mucha diferencia que he sacado de la red social del pajarito). Seguidla, es una tía cojonuda. A lo que iba, la lista es una recopilación de todas las canciones que aparecen en un referente clásico para las autoras de este humilde blog, el libro de Nick Hornby: 'Alta Fidelidad'. Sí, en la peli de Stephen Frears también sale, en esta escena memorable en el que Jack London intenta animar al amargado de John Cusack -del que a pesar de todo, estuve años enamorada-.



'Walking on sunshine' es una one-hit-wonder en toda regla, el único éxito del grupo británico Katrina and The Waves, por mucho que ganaran Eurovisión diez años después. Y vaya éxito... no hay nadie que haya vivido con posterioridad a 1985, año de su lanzamiento, que no reconozca el inconfundible subidón trompetero y su estribillo gritón. Porque es una canción de gritar y de tararear la melodía con todos sus instrumentos incluidos los efectos sonoros. Cuesta creerlo, pero inicialmente estaba concebida como balada. Menos mal que la Katrina convenció a los chicos de que mejor no. Y es que la letra de 'Walking on sunshine' incurre en un clásico del buenrollismo, la euforia del amor correspondido y las ansias vivas por perpetuar el momento.

El vídeo ambientado en un Londres muy londinense, capta a la perfección el clima habitual a la vera del Támesis: nublao, húmedo y fresquete -por usar un eufemismo agradable- vamos, que el sunshine de la letra debe ser en sentido figurado. Ahí se les ve, a los componentes masculinos del grupo en abrigo gris marengo tapadicos hasta el cuello y a la pobre Katrina, a cuerpo gentil (como dice mi santa madre) y en manga corta... que no me extraña que pegue esos saltos, aunque solo sea pa' entrar en calor, la pobre muchacha.



No hay muchas versiones de 'Walking on Sunshine', salvo esta bochornosa actuación de la Jurado yanki, Dolly Parton, con ligeros toques country y coreografía de nenas en edad escolar.

Y es que con esta canción pasa un poco como con todos los grandes hits de la música comercial, que los queman... se ha usado en cien mil programas de la tele, en anuncios a mansalva, en mogollón de pelis y hasta la extenuación en radiofórmula nostálgica. Es, sin duda, carne de karaoke, y el que mejor la canta a capella y sin venir a cuento es Fry, el prota de Futurama, que para algo es su canción favorita. La cultura pop es así. A veces te hace regalos estupendos, y yo se lo regalo a mis compis más frikis (aunque sean más de Los Simpson):

viernes, 2 de septiembre de 2016

'Eloise' (by Carol)

Eloise


Definitivamente, tendríamos que plantearnos crear la sección “Versiones que molan más que la original” para canciones como el ‘Eloise’ de Tino Casal. Qué temarraco, por favor…

martes, 26 de julio de 2016

Cantaloop (by Isa)


No sé vosotros, pero yo estoy empezando a entrar en barrena... aún me faltan dos semanas para empezar las vacaciones y no veo el momento de que lleguen. El caloraco, el estrés laboral como a contrapelo -cuando lo que te pide el cuerpo es piscina y siesta-, y el cansancio acumulado van a poder conmigo... últimamente, las imágenes de relax y hedonismo se me acumulan en el disco duro de la cabeza y hay canciones que colaboran activamente en este estado mental pseudo ocioso. Una de ellas es claramente esta, 'Cantaloop'.

Ya han salido varias veces aquí canciones en las que la copia supera a la original, y este es un caso flagrante. Y eso que el autor original no es un cualquiera, si no Herbert Hancock, uno de los compositores y pianistas de jazz más influyentes del siglo pasado. Pero cuando hasta el padre de la criatura reconoce la superioridad de la cover, no hay nada más que hablar. Y es que Hancock ha llegado a decir en alguno de sus conciertos que iba a interpretar una versión de un tema de US3.