lunes, 28 de julio de 2014

Days (by Isa)

Ray Davies en La Mar de Músicas, Cartagena (IJM)

La semana pasada aproveché mis vacaciones para recorrer el país de punta a punta siguiendo los pasos de Ray Davies en su periplo español, rodeada de fans incondicionales de los Kinks y de su carismático líder, incluyendo su trayectoria en solitario. Ha sido mi primera experiencia como groupie, y aunque al principio iba de mera observadora, al final me he dejado imbuir por el fenómeno fan y lo he disfrutado. Así que solo puedo dar las gracias.


Han sido unos días muy especiales, llenos de emociones arropadas por la sugestión colectiva y la ilusión contagiosa de mis compañeros kinkis. He vivido los cuatro días que separaban los conciertos con gran intensidad, arrastrada por el furor pasional de la admiración, y con muchos kilómetros de carretera, por la distancia entre los dos enclaves: desde el recinto exclusivo que proporcionaba el auditorio del Parque Torres, en lo alto de Cartagena -dentro del contexto del festival de La Mar de Músicas- hasta el mucho más popular y multitudinario de la playa de Zurriola, en el 'Jazz al día', de San Sebastián.

Así, con el puño en alto, me sacaron en el Diario Vasco, rodeada de buena gente.

El señor Davies está mayor, como corresponde a su edad, pero con muchas ganas de agradar y con mucho que ofrecer sobre el escenario. Yo me lo pasé de fábula y para mí eso es más que suficiente (como diría la gran Janis Joplin, "feeling good was good enough for me"). 'Days', un tema de agradecimiento universal y eterno sonó en los dos conciertos. Ray nos daba las gracias a nosotros y yo se las doy a él, por estos días inolvidables.

En el tema, Ray Davies agradece los días ya pasados a quien se ha ido, le perdona su ausencia y -sobre todo- hace una promesa de perpetuidad: "Though you're gone, you're with me every single day, believe me." Aunque al final cada cual aplica la peli (o la letra más bien) a su caso personal, el compositor ha explicado que la canción es una emotiva despedida de la composición original de The Kinks tras la marcha de Pete Quaife.

No he localizado muy buenos vídeos de 'Days', la verdad... el que más prometía, de una actuación del 69, un año después del lanzamiento del single está desactivada por problemas de copyright, pero esta performance de 2010 en Glastonbury es especialmente intensa, por dedicarsela a Quaife, que acababa de fallecer.


De las versiones más destacables grabadas por otros artistas está la muy ñoña de Petula Clark y otra de Elvis Costello. Os dejo esta última, con el morbo de que está interpretada a pachas con Chrissy Hynde, de Pretenders, ex mujer de Ray Davies.



Lo dicho, amigos, "thank you for the days" y ¡ánimo con la semana!

10 comentarios:

  1. Sí que han sido días muy especiales. Los has descrito muy bien. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda :-) oye, ¡muy chulos tus blogs!

      Eliminar
  2. Bienvenida al universo kinki. Como sabes es un camino sin retorno, o No Return que diría Ray...
    Days es una de esas canciones inmensas que admite tantas interpretaciones como elogios. A mí me suena a despedida, a adiós, pero también a gratitud y reconocimiento...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por introducirme en él.
      Es una despedida, sí... pero exenta de rencor y llena de agradecimiento. Ojalá todas fueran así :-)
      ¡Me encanta No Return!

      Eliminar
  3. Muy buen post, me alegro de que lo hayas disfrutado y ahora nos puedas entender un poco mejor. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo pasé de fábula! Fue en gustazo compartirlo contigo y los demás kinkis :-)

      Eliminar
  4. Jopeeee, qué envidiaca me das :-/ Me habría encantado ver a Ray Davies y espero que no se me jubile todavía. Es un musicazo y uno de los últimos mitos vivos de una generación que inventó casi todo, al menos en la música y la moda. ¡Muy buena esa foto del público! ;-)

    Mi primer contacto con los Kinks fue vía vinilo grabado en casete TDK, un recopilatorio con sus temas imprescindibles. Recuerdo perfectamente que después de 'Days' venía 'Plastic Man' (donde saltaba la aguja del tocadiscos) y luego 'Victoria', que es una de mis canciones favoritas de la banda.

    Para concluir, decir que defiendo a muerte el fenómeno grupi y fan, porque cómo no vas a amar a gente que te hace tan feliz. Sin ánimo de comparar la velocidad con el tocino, pero defiendo hasta a las "Beliebers", mirad lo que os digo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja tú eres carne de grupismo. Lo sé.
      Pues sí que lo habrías pasado genial, sí... el ambiente, los enclaves y la gloria rockera hicieron una semana memorable :-)

      Eliminar
  5. Bonita crónica. Bienvenida a Kinkdom!

    ResponderEliminar

Puedes comentar qué te parece... pero de buen rollo, ¿eh?