miércoles, 30 de diciembre de 2015

And the winner is...

Por abrumadora mayoría, la ganadora de nuestro Top Eleven a la canción navideña más hortera de todos los tiempos es: La Oveja Naranja, que volvemos reproducir aquí por si algún despistado no ha sufrido aún sus efectos espeluznantes.



Por tanto el ganador de la camiseta CBR no es otro que el inefable Moriarty, que lleva años haciendose eco de esta maravillosa aberración en su blog, Las Mil Vidas.

Y es que como él mismo dice: "desde que lo descubrí no se me ha ido de la cabeza por todo lo que encarna, ese coro de pijas con perlas en las orejas, esa letra Pop digna de un grupillo modernete, esa coreografía grupal y sincopada, ese organillo con esa melodía que recuerda a veces la sintonía de Dragon Ball Z, ese engendro monstruoso digno de las hordas de Cthulu en forma de ovido, ese pastorcillo que según mi amigo Iñaki tiene que ser el conserje del colegio mayor, ese vestuario ecléctico y heterogeneo... y para colmo son de un colegio mayor del Opus, del que según la leyenda les dan los plátanos pelados y cortados".

Amigos, que tengáis una feliz salida de 2015 y, a ver si somos capaces en 2016 de encontrar un villancico que supere a este en horterismo.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

La playlist navideña chunguita

Después de una semana de arqueología musical (y tras constatar que la lotería pasó de largo y seguimos siendo pobres como ratas), aquí va la playlist definitiva de villancicos horteras confeccionada con vuestras aportaciones. ¡Estamos gratamente sorprendidas por la cantidad de inmundicias que habéis conseguido encontrar!

A partir de hoy, tenéis una semana para votar vuestro truño favorito. Al concursante más votado, los Reyes Magos le traerán una camiseta CBR muy molona.

Aquí van las candidatas:

jueves, 17 de diciembre de 2015

Villancicos Horteras




Queridos amiguitos buenrolleros,

se aproximan las entrañables fechas en las que la consigna es tajarse y como siempre que uno se taja cantar a voz en grito sin importar la calidad melódica ni la armonía. Llega la Navidad, y por tanto toca sustituir el 'Asturias, patria querida' por los villancicos de todo pelaje y condición.

Como buenrolleras frikis que somos tenemos sentimientos encontrados con respecto a las navidades, por un lado nos empachan los polvorones, las luces y las panderetas y por otro, nos gusta más una fiesta que a un tonto un lápiz de colores. Por eso, queremos convocaros a una fiesta del 'Villancico Hortera' . ¿Cuál es la canción navideña más absurda o sonrojante que conoces?

viernes, 11 de diciembre de 2015

Fiesta (by Carol)

Joan Manuel Serrat


Resulta que hoy iba a escribir sobre otra canción (que me guardo para un futuro post), pero por alguna razón llevo un par de días con ‘Fiesta’ en la cabeza… ¡así que algo querrá decir! Vamos pues con el señor Serrat, que ya ha asomado por este blog en un par de ocasiones por parte de Isa.

viernes, 4 de diciembre de 2015

Mr. Brightside (by Isa)

Ilustración de Dragonblade-dreams
No confundir con Mr. Wonderful, a los que tengo especial manía, por favor... Hacía tiempo que le debía una entrada a uno de los grupos que más me ha enganchado en este milenio: The Killers. Aunque la fiebre se me pasó un poco, durante unos cuantos años la banda de Brandon Flowers fue la que más sonaba en mi iPod (cuando aún lo usaba), hasta el punto de ir a varios conciertos suyos en el mismo año, uno de ellos en Berlín.

Esta canción fue la primera que me entró por los oídos y es de su primer disco, el Hot Fuss (2004), que de alguna manera marcó el estilo bien definido del grupo, un indie pop grandilocuente, facilote y bailongo. 'Mr. Brightside' (Sr. Optimista) no es en sí misma una canción alegre, porque va de celos y de cuernos consumados... pero tanto el ritmillo como la letra  tratan de quitarle hierro a la situación apelando al optimismo.



De las distintas versiones que he encontrado de 'Mr. Brightside' la que me ha parecido más molona es una de Paul Anka en clave de jazz. Una adaptación sorprendente y con mucha personalidad. Es más, me atrevería a decir que la canción cobra más significado en la voz del crooner canadiense. Juzgad vosotros mismos:


La verdad es que, sea como sea, no me vendría mal una inyección de optimismo, que últimamente la falta de sueño, un catarro traicionero y las malditas hormonas de la lactancia me tienen hecha unos zorros. Menos mal que hay puente (o casi) ¡Que ustedes lo disfruten, amiguitos buenrolleros!