viernes, 11 de julio de 2014

La vie en rose (by Isa)



Tengo tendencia a caer en la oscuridad, en el gris marengo o en el negro absoluto. Cuando estoy dentro de la zona de penumbra me resulta muy difícil ver la luz y hasta imaginármela... es en esos momentos cuando la música resulta imprescindible como herramienta para salir de ahí. Édith Piaf sabía lo que era estar en el terreno lúgubre y aún así, o quizá precisamente por ello, fue capaz de hacer suyo un himno al optimismo como es 'La Vie en Rose'. Y es que ver la vida de color de rosa es la imagen misma de la alegría.


Corría 1946, y de alguna manera se percibe que se estaba dejando atrás una de los periodos bélicos más infames de la historia. La letra fue escrita por Piaf y la melodía por "Louiguy" (Louis Gugliemi). Es una genuina canción de amor, de la efervescencia que produce estar enamorado... y por eso, la letra describe lo que le hace sentir el hombre por el que suspira y como todas esas sensaciones consiguen evitar los pensamientos sombríos. Aquí tenéis a la Piaf cantandola (no me deja insertarla).


Aunque ni los compañeros de la cantante ni su equipo de compositores creyeron que la canción fuese a ser un éxito, se convirtió en una de las favoritas del público e incluso hubo una versión en inglés, perpetrada por David Mack. El tema no sólo aparece en la mayor parte de los álbumes recopilatorios de Piaf, si no que fue la protagonista de todas las producciones cinematográficas sobre la artista, tanto el documental de 1998 como la película biográfica de 2007 se titulan La Vie En Rose. Con la peli, Marion Cotillard recibió un Oscar a la mejor actriz por retratar magistralmente a Piaf. Si no la habéis visto, no os la perdáis.

Entre las versiones del tema, destacó durante mucho tiempo la de la cantante y actriz de Jamaica Grace Jones, del 77. Siete minutos de La Vie en Rose en una interpretación bastante radical de un híbrido entre disco setentero y bossa nova. Fue sin duda el primer éxito internacional, o más bien el único, y un básico de su repertorio.



Pero la cover que más me mola es la que hace Louis Armstrong, con esa sugerente intro de arpa y su magistral trompeta metiendonos en ambiente... Su voz grave y rota cantando la letra en inglés, con la excepción de "la vie en rose", es de las de sentir maripositas en el estómago: "When you press me to your heart, I'm in a world apart. A world where roses bloom."


Hace unos días la escuché arropando una secuencia memorable de esa maravillosa película de amor entre robots que es Wall-e. Si los genios de Pixar la han elegido, por algo será. Es inevitable enamorarse con esta canción. No digáis que no. No os hagáis los duros, cerrad los ojos y verlo todo rosa.


6 comentarios:

  1. ¡Oooooh, qué maravilla! Es imposible no ver la vida con optimismo con esta canción. Hala, voy a enchufarme una playlist ahora mismo.
    Viendo la peli de Cotillard me enteré de la vida tan dura que tuvo esta mujer. Cuando estuve en París visité ese increíble lugar que es el cementerio de Père Lachaise. Ella y su hijito descansan en una tumba sencilla, que de hecho encontré por casualidad (la de Jim Morrison se distingue a kilómetros, porque está vallada y llena de botellas y flores y movidas).
    La versión de Grace Jones ya me parecía bizarrísima hasta en los 80, con 8 o 9 años. Luego la pillaron de sintonía de un programa espantoso que conducían las cacatúas Rosa Villacastín y Ana Rosa Quintana (titulado, en un alarde de originalidad, La vida en rosa). Por contra, la de Louis Armstrong es una chulada. Cómo no iba a estar en Wall-E, esa cosa tan bonita...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja no recordaba el programa de las Rosas sobre la prensa rosa... Ya tengo un motivo más para volver a París, ir al cementerio de Père Lachaise ;-)

      Eliminar
  2. Precioso tema. Como bien dices la versión de Armstrong es insuperable!! Y la peli de su vida es muy recomendable!

    ResponderEliminar
  3. Es brutal... Llevo toda la semana con la canción en la cabeza. En cuanto intuyo el nubarrón, le doy al play de mi cerebro ;-)

    ResponderEliminar
  4. OooOooh, qué bonita canción, y qué preciosidad de versión...

    Déjame hacerme eco de tu homenaje a esa pequeña joya del "cine mudo" Wall-E, ¿no me digáis que la primera parte de la peli no es cine mudo? ;) Ellos utilizaron la versión de Amstrong porque son yankis y porque tienen un gusto exquisito http://youtu.be/8aq85Yb25Pk

    PD: uooooooli... iivaaaaa?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es totalmente Chaplin o Harold Lloyd, sip :-)
      ¡Pues nada, que ya me han entrado ganas de ver la peli otra vez!

      Eliminar

Puedes comentar qué te parece... pero de buen rollo, ¿eh?