viernes, 20 de junio de 2014

Summertime Blues (by Carol)

No soy el tipo de persona que ama el verano. A ver, me gusta el buen tiempo y creo que todos los ciudadanos, en un mundo perfecto, deberíamos tener al menos una semana de vacaciones pagadas en la playa. Pero también me gusta mucho que haga frío a veces y llevar jerseis de lana y todo eso. Supongo que esto es, de nuevo, un trauma procedente de la adolescencia. Entre los 12 y los 18 años, más o menos, casi puede decirse que temía que llegara junio. Seguramente la experiencia habría sido distinta si hubiera vivido en una población costera, pero yo era de interior y odiaba ir a la piscina y tenía mil complejos que me hacían odiar aún más ir a la piscina. Vivía el estío (Isa, va en tu honor, que sé que te gusta la palabra ;) como un largo y aburridísimo paréntesis en el que no tenía gran cosa que hacer, salvo leer, y me aburría tanto o más cuando tocaban las vacaciones familiares.

Sin embargo, a medida que me hice mayor y empecé a ganar independencia en todos los sentidos y a desprenderme de lastres (a saber, complejos y amigos-basura), he empezado a disfrutarlo más. Y hay veces en las que una se siente veraniega aunque esté en medio del más gélido invierno. Hoy es una de esas ocasiones, y no sólo porque esté escribiendo desde el Mare Nostrum, que también. Así que creo que 'Summertime Blues' es una canción perfecta para ilustrar mi relación amor-odio con esta estación del año.

Eddie Cochran




"Había un montón de canciones sobre el verano, pero ninguna sobre las adversidades del verano", explicaba a Rolling Stone Jerry Capehart, coautor de la canción junto a Eddie Cochran, a la vez que amigo y manager. Efectivamente, el protagonista de 'Summertime Blues' no es un surfero bronceado rodeado de jamelgas en bikini sobre la dorada arena de la playa. Por el contrario, el chaval tiene que pasarse el verano trabajando para un jefe explotador para conseguir unos dólares y que sus padres le presten el coche e ir a dar una vuelta con su chica. "Sometimes I wonder what I wanna do, but there ain't no cure for the summertime blues". Frustración adolescente, pero con música soleada, que te da ganas de ponerte tu vestido de cancán y aprender a bailar rock and roll acrobático de una puñetera vez. Me flipan el riff de guitarra, el acompañamiento de palmas y los coros, grabados por el propio Cochran, que representan la voz de los pelmazos que le hacen la vida difícil (esto es, el jefe, el padre y el congresista).





Eddie Cochran escribió esta canción con 19 años, en 1958. Desgraciadamente, como sabréis, es uno más de los mitos del rock que se fueron demasiado pronto (quién quiere dejar un bonito cadáver, en serio). Murió en un accidente de tráfico en abril de 1960, sólo un año después de que se estrellara el avión en el que viajaban su gran amigo Buddy Holly, Ritchie Valens y The Big Bopper.

Hay muy, pero que muy ilustres versiones de este clásico del rock and roll. Entre ellas las de los abanderados de la canción surfera por excelencia (aunque son muchísimo más que eso), The Beach Boys, o la de Stray Cats. Aunque mis favoritas son, por cañeras y personales, las de The Who y Blue Cheer (la banda que, según muchos, fue el germen del heavy metal).

Una curiosidad: la gran PJ Harvey toma prestado el verso "I'm gonna take my problem to the United Nations" para su tema 'The Words that Maketh Murder'

Que ustedes la disfruten. Me bajo a la playa a rumiar mis nunca del todo olvidadas frustraciones adolescentes y a mitigarlas con unas cervezas y la compañía de buena gente. ¡Salud!


 



9 comentarios:

  1. https://fbcdn-sphotos-f-a.akamaihd.net/hphotos-ak-ash2/t1.0-9/1235316_10202229908772920_1585208272_n.jpg
    Tengo el single!!!! te cagas... seguro que en el ebay me dan sus buenos 3 pavazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Halaaaaa, eso no se vende, niño! En todo caso, se regala a amigas blogueras :P
      ¿Y esa funda tan graciosa de cerebro???

      Eliminar
    2. tengo mogollon de fundas de esas de mi viejo (Lennon wannabe)

      Eliminar
  2. ¡¡Brutal!! ¿Te puedes creer que a pesar de haber escuchado, bailado y tarareado mil veces esta canción no sabía ni como se llamaba ni quien la cantaba?
    Gracias por ilustrarme una vez más y por inocularme la banda sonora del día más largo del año :-) ¡Me voy a la playa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasa muy habitualmente eso de tener una canción en tu "discoteca mental" pero no saber de quién es ni cómo se titula. ¡Pero para eso está CBR, tu blog amigo! ;-)
      ¡Qué mejor banda sonora para irse a la playa! Y qué corto ha sido el puente, sigh...

      Eliminar
  3. Fan de la versión lisérgica de los Who ;)

    Desde luego mis veranos se parecían más a esta letra, currando para pasar paupérrimamente el resto del año, que a las que describen un verano en la playa, torrándose al sol...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no curraba, pero penaba igual, así que por lo menos si hubiese trabajado habría tenido algo de pelas para gastarme en discos y/o litronas ;-)

      Eliminar
  4. Simplemtente mágica...Me quedo con la versión clásica, siempre me evoca una cena a la luz de las velas bajo la brisa nocturna y eso sí, con el sonido de fondo de la aguja sobre el gramófono, no puedo imaginarla de otra forma...
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, qué romántica... Verdaderamente, donde esté el sonido de una aguja recorriendo el vinilo...
      ¡Gracias por pasarte por aquí, Ana!

      Eliminar

Puedes comentar qué te parece... pero de buen rollo, ¿eh?