viernes, 29 de noviembre de 2013

Keep on Running (by Carol)

El otro día estaba escuchando uno de mis programas de radio predilectos, El Sótano (Radio 3). Era un especial de canciones “para salir a correr”. Y en la selección había una gran favorita mía que, por alguna razón, se había quedado arrinconada en mi cabeza, no sé por qué (el envejecimiento neuronal es lo que tiene). Al poco el compañero Sebas Puchal la colgó en el Facebook de su blog, Grafinstantáneas, para el que aún no lo conozca. Puchal, te dije que ‘Keep on Running’ sería carne de CBR, y aquí está.

Escrita y grabada originalmente en 1965 por Jackie Edwards, ‘Keep on Running’ fue más popular por la cañera versión de The Spencer Davies Group. A ellos debemos otros temazos como ‘Somebody Help Me’, que yo llegué a conocer gracias a la versión de Los Flechazos. Mucho berreé yo esa canción en los conciertos…


La melodía endiablada (esa línea de bajo, esa batería) y la voz negroide de Steve Winwood -que en esta época era muy monín, dicho así como quien no quiere la cosa- son las responsables de que la canción resulte tan flipante, porque la letra no es nada del otro jueves. A saber, ese tema tan universal en la música de “por mucho que intentes escapar, terminarás siendo mi chica/chico”… lo cual da un poco de cosica, si nos paramos a pensarlo.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Video Killed The Radio Star (by Isa)

by Momoko Kawase.
Reconozco que soy una nostálgica del copón. Que le voy a hacer... Lo chungo es que con 13 años ya lo era. Con apenas vivencias sentía morriña del pasado, hasta del que no había vivido... Así que imaginaros como estaré con el paso de los años. Insoportable. Ya lo sé yo. El caso es que hay canciones que forman parte del universo sensorial de tu infancia y que tienen el poder de hacerte viajar en el tiempo sin necesidad de montarte en el Delorian.

Hay algunos de esos temas que tengo en borradores desde hace dos años, pero que me dan tanta vergüencilla ajena (y propia) que no me atrevo a lanzarlos... ¡El día que pierda el pudor del todo os vais a enterar! Pues buceando entre esos temas ochenteros y vergonzantes, he llegado al 'Video Killed the Radio Star', un one-hit-wonder que sin duda ocupa su legítimo lugar en los anales de la historia Pop, aunque solo sea por ser el primer vídeo emitido por la MTV el 1 de agosto de 1981. Como se nota que el lanzamiento no se hizo en España, que en agosto cierra por vacaciones. La simbología del tema no da lugar a equívocos en cuanto a la canción elegida para iniciar una cadena de televisión especializada en música y sobre todo en vídeos musicales. Mola mucho ese rollo cutre futurista.




viernes, 15 de noviembre de 2013

El Liebster Award y su cadena

La semana pasada nos nominaron para el Liebster Award, un premio que se otorga a blogs por otros blogs y que posibilita el contacto y la interconexión entre ellos. Nuestro mentor es Álvaro Lamela (Xeneizes), autor de Memorias de una cinta VHS, un excelente blog hermano en temática musical y que seguimos desde hace tiempo aunque no siempre con la regularidad que nos gustaría.

Lo primero que pensamos al enterarnos fue: ¡qué guay... un premio!, pero cuando leímos el post de Álvaro nos echamos a temblar... ¡Menudo currazo supone recibir el Liebster Award! En cualquier caso, estamos muy agradecidas de que nos hayas elegido y nos complace especialmente poder enmarronar a otros bloggers, que somos buenrolleras pero un poco retorcidillas ;-)

Las reglas de los 'Liebster Awards' son las siguientes:

  • Nombrar y agradecer el premio a la persona/blog que te lo concedió.
  • Responder a las 11 preguntas que te formule.
  • Conceder el premio a 11 blogs (mínimo 5 máximo 11) que te gusten y que estén empezando (menos de 100 seguidores).
  • Formular 11 preguntas para que respondan los bloggers a los que premias.
  • Visitar los blogs que han sido premiados junto con el tuyo.
  • Informar a los bloggers de su premio. 

viernes, 8 de noviembre de 2013

Panic (by Carol)

Hoy en Canciones de Buen Rollo abordamos un problema que sigue de candente actualidad: los deseos vehementes de matar al diyei, o como poco, maniatarle y amordazarle. ¿Quién no ha sentido esos instintos asesinos alguna vez? ¿Qué hacer con ellos? ¿Debería despenalizarse, o al menos considerarse como atenuante que su basura sónica esté causando daños irreparables a tu oído y arruinando tu noche?

Bien, The Smiths dieron con la solución allá por 1986. Simplemente, ahorca al DJ. Y listo.

‘Panic’ ha sido siempre una de mis canciones favoritas de The Smiths. Tiene toda la mala leche marca Morrissey, pero sin la tristeza y la melancolía que destilan gran parte de los temas de los de Manchester. Hace mucho que no la escucho por ahí, pero sí era habitual en un par de garitos que visitaba con asiduidad hace muchas, muchas noches, y era un llenapistas infalible. Berrear “hang the DJ!” con el puño en alto siempre era motivador. De hecho estuve incluso a punto de vivir un gran momento metamusical cuando la ex novia de mi ex mejor amigo fue a pedirle la canción a la "DJ residente" de un afamado club que siempre me pareció pretencioso e infecto, y ella se negó. Nos costó lo nuestro evitar que le hiciera tragar su colección de cedés. Era buena muchacha, aunque un pelín irritable…