martes, 22 de noviembre de 2011

Que se mueran los feos

Hoy me he levantado con el pie izquierdo. He dormido poco y me ha pasado de todo y nada bueno. En días así, la canción de buen rollo no solo no me surge fácilmente si no que además venga lo que venga a mi mente siempre tiene un poso de ácidez importante, y altas dosis de mala leche. Vamos, como yo misma.

De los muchos temas que han irrumpido en mi cabeza durante mi jornada laboral, me voy a quedar con éste, que lleva la carga de bilis hasta el título: Que se mueran los feos, una canción cómica de los años 50, que popularizaron el grupo catalán Los Sírex  en el verano de 1965.  Se la dedico a nuestros queridos representantes políticos, a los entrantes y a los salientes, todos de gran belleza...

Los Sirex fueron lo más en el panorama musical de la adolescencia de mi madre, aunque ella era más de los Brincos - con quiénes rivalizaban en popularidad-. Su mayor hit fue La Escoba (canción que seguro que al recién elegido presidente del Gobierno le viene al pelo: si yo tuviera una escoba cuantas cosas barrería) y su mayor hito haber sido teloneros del 2º concierto de The Beatles en España el 3 de julio de 1965.




La letra es simple como ella sola y destila buenrollismo bizarro, hace poco volvió a canturrearse masivamente gracias a la peli 'Que se mueran los feos', una reivindicación del landismo de los setenta, protagonizada por Javier Camara y Carmen Machi.

¡Hala! ¡Buen martes!

4 comentarios:

  1. Jodo, cómo están los ánimos! me temo que esta canción ahora no sería muy bien vista, en una época donde lo políticamente correcto domina...

    ResponderEliminar
  2. La Escoba, que gran canción, si me dejan una a mi hay días que me quedaba sola, barre que barre...
    Beso!

    ResponderEliminar
  3. Venga, ánimo!!!! Maravillosa la canción, aunque yo prefiero la de La escoba... qué inspiradora... poder barrer todo aquello que no te gusta... Eso y la película Un día de furia van a ser mi biblia a partir de ahora... Espero que hayas dormido mejor y hoy veas la vida de otro color...

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que sí que hoy no se puede decir nada que suene xenófobo, escatológico o machista aunque sea irónicamente...

    Malos tiempos para el sarcasmo... con lo que mola ;-)

    jajajaja

    A mí también me dan ganas a veces de tener una escoba... ¡pero para subirme a ella!

    Gracias por vuestros comentarios y vuestros ánimos!!

    ResponderEliminar

Puedes comentar qué te parece... pero de buen rollo, ¿eh?