viernes, 28 de octubre de 2011

Ghostbusters


Yo soy de las que siguen bastante a rajatabla el "ver para creer". Ya me cuesta lo mío confiar en la buena voluntad humana, sintiendome defraudada más a menudo de lo que me gustaría... Nunca he sido muy crédula en lo que a fenómenos paranormales se refiere -incluyendo aquellos relacionados con la fe religiosa- pero como en todo en esta vida hay excepciones: Se trata de los fantasmas.

No es que yo crea en los fantasmas, es más bien que los fantasmas creen en mí y se esfuerzan en aparecer una y otra vez delante de mis narices... No son fantasmas de los de cuento, no llevan sábana, ni cadena, ni bola de presidiaro cual alma en pena disfrutando de su eternidad en el pulgatorio. Son fantasmas de carne y hueso, de los que se pueden tocar y de los que -como te descuides- tocan...

Éstos sí se reflejan en el espejo, yo diría que incluso demasiado, y te los puedes encontrar en cualquier sitio. Detrás de la barra de un bar sonriendo con suficiencia, en el gimnasio enseñando músculo, conduciendo un taxi por Madrid, o al otro lado de un mail de trabajo. Los fantasmas proliferan, amiguitos... se nota que se acerca Halloween.

No me hace falta remontarme a 1984, para que la musiquilla de Los Cazafantasmas me venga a la cabeza cada vez que me cruzo con uno de estos tipos... qué gran canción y qué peliculón Ghostbusters, de las primeras que fui a ver al cine. Recordar a Sigourney Weaver con su vestido rojo y a Bill Murray o a Dan Aykroyd llenos de mocos fantasmagóricos neutraliza sin duda el desagradable efecto de cualquier encuentro con algún fantasmilla de medio pelo.

Y es que la peli fue un éxito de taquilla y se registró como la comedia más taquillera de la década. y el tema principal de su banda sonora, Ghostbusters, de Ray Parker Jr., ganó el premio BAFTA 1985 a la mejor canción original. "Who you gonna call?"



¡Feliz Puente de Todos los Santos!

PD.- Al loro con el vídeo que incluye cameo de un excelente elenco de estrellas ochenteras como el recientemente fallecido Colombo.

2 comentarios:

  1. Los fantasmas atacan al jefe!! Qué recuerdos de los Cazafantasmas! Y eso que (casi) nunca me he disfrazado en Halloween!!!

    ResponderEliminar
  2. Pues nunca es tarde si la dicha es buena... ¿qué prefieres Dracula o Frankestein? :-P

    ResponderEliminar

Puedes comentar qué te parece... pero de buen rollo, ¿eh?